ÁREA DE CLIENTES

Noticias

Más claves de la nueva ley de Apoyo al Emprendedor (Segunda parte)

Ley emprendedores

 

La nueva ley también contempla novedades muy amplias en el campo de la Contratación Pública, las Inversiones Extranjeras, así como en el ámbito empresarial y a nivel docente.

 Modificaciones de ámbito educativo:


Pretende formar emprendedores desde la base a través de la “educación en emprendimiento”.

Regula la “empresa de estudiantes”, que es la que se constituye con una finalidad puramente educativa. 

Modificaciones en materia de contabilidad: 

Permite hacer en el Libro Diario anotación conjunta de los totales de las operaciones por periodos no superiores al trimestre, a condición de que su detalle aparezca en otros libros o registros concordantes, de acuerdo con la naturaleza de la actividad de que trate. Antes se permitía la anotación conjunta por periodos no superiores a un mes y ahora se permite por periodos “no superiores a tres meses”.

Más empresas podrán realizar balance abreviado: Sin embargo, no se alteran las cuantías a partir de las cuales las sociedades están obligadas a verificar sus cuentas anuales por auditor de cuentas.

Modificaciones en el ámbito empresarial:

Permite los apoderamientos electrónicos. Es una novedad importante, porque ya no es necesario otorgarlos ante notario. Pero aún no está muy claro cómo se hará en la práctica…

Obliga a la Administración a eliminar al menos una carga por cada una que introduzcan, debiendo tener un coste equivalente.

Regula el libro de visitas electrónico. Ya no es necesario tener en cada centro de trabajo un libro de visitas para las inspecciones de Trabajo y Seguridad Social.

Introduce modificaciones en materia de prevención de riesgos laborales, para empresarios con un centro de trabajo y no más de veinticinco trabajadores.

Determina el horario de apertura de los Registros de la Propiedad y Mercantiles (lunes a viernes de 9 a 17 horas, sábados cerrado).

Modificaciones en la contratación con la Administración:

Fomenta las uniones de empresarios, con el fin de que en conjunto alcancen las condiciones que se les exigen en los pliegos de contratación.

Permite constituir la garantía en los contratos de obra mediante retención en el precio.

Eleva los límites para que sea necesario que el empresario esté clasificado, tanto en los contratos de obras como de servicios.

Impide conceder ventajas a quienes ya han sido contratistas en los procedimientos de contratación pública.

Permite a la Administración controlar más los pagos que los contratistas adjudicatarios deben hacer a los subcontratistas.

Modificaciones en materia de internacionalización de la economía e inversiones extranjeras:

Por último, busca fomentar la internacionalización de la economía española, y crea visados y autorizaciones por razones económicas.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, consultando nuestra política de cookies. Acepto