ÁREA DE CLIENTES

Noticias

Prohibidas las horas extra para contratos parciales

laboral

La nueva normativa laboral prohíbe la realización de horas extras a los trabajadores que estén contratados a tiempo parcial.

Además se establece la obligación de registrar día a día la jornada laboral de los trabajadores a tiempo parcial. Éstas son dos de las principales novedades incluidas en el Real Decreto Ley 16/2013, de 20 de Diciembre, que ya está en vigor. 

El primer bloque de medidas contenidas en el Real Decreto-ley 16/2013 introduce una mayor flexibilidad en la gestión del tiempo de trabajo en los contratos de trabajo a tiempo parcial, al tiempo que se introducen medidas para permitir un mejor control por parte de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, y evitar el fraude.

 

Se prohíbe la realización de horasextraordinarias. Desaparece la posibilidad de que trabajadores contratados a tiempo parcial puedan realizar horas extraordinarias, salvo para prevenir siniestros y otros daños extraordinarios urgentes.

Se podrá ampliar la jornada en el contrato de trabajo a tiempo parcial a través de las horas complementarias,  en los contratos de trabajo a tiempo parcial con, al menos, diez horas semanales de promedio en cómputo anual, distinguiéndose entre: 

  • Horas complementarias pactadas: de realización obligatoria para el trabajador cuando haya firmado el preceptivo pacto, estableciéndose un máximo de horas complementarias pactadas en el 30% de la jornada pactada con el trabajador, ampliable hasta el 60% por convenio, y reduciéndose el plazo de preaviso para la realización de las mismas de 7 a 3 días para agilizar la organización de las empresas. 

 

  • Horas complementarias voluntarias, que únicamente pueden ser ofrecidas por la empresa en los contratos que tengan una duración indefinida, y en las que no existe preaviso mínimo, si bien el porcentaje no podrá superar el 15%, ampliable por convenio colectivo hasta un 30%.


Se establece la obligación de registrar día a día la jornada de trabajo de los trabajadores a tiempo parcial, ordinaria o complementaria, totalizándola mensualmente y entregando copia al trabajador junto con el recibo de salarios. El empresario deberá conservar los resúmenes mensuales de los registros de jornada durante un periodo mínimo de cuatro años.

En caso de incumplimiento de las obligaciones de registro, el contrato se presumir celebrado a jornada completa, salvo prueba en contrario.

Se potencia la distribución irregular del tiempo de trabajo, al permitirse regular los excesos o defectos de jornada en "bolsas de horas" más allá del año en curso.

Hasta ahora, la distribución irregular de la jornada tenía como marco el año en curso, lo que impedía trasvases de horas y descansos compensatorios de un año para otro. La modificación, consiste en llamar a la negociación colectiva para que regule el régimen de compensación de las diferencias, por exceso o por defecto, entre la jornada ordinaria y la efectivamente realizada. En defecto de pacto, las diferencias deberán quedar compensadas en el plazo de doce meses desde que se produzcan.

Un mes en período de prueba
Se limita la duración del período de prueba en los contratos temporales (obra o servicio, interinidad y eventuales) a un máximo de un mes en aquellos contratos de trabajo cuya duración no sea superior a seis meses.

Asimismo, se actualiza el régimen de supuestos en que procede la interrupción del periodo de prueba, ampliándolo a otras situaciones (concretamente al riesgo durante el embarazo, riesgo durante la lactancia y paternidad, adicionales a las existentes con anterioridad).

Los periodos de prueba concertados con anterioridad a la entrada en vigor de la norma continuarán rigiéndose por la normativa legal conforme a la que se celebraron.


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, consultando nuestra política de cookies. Acepto