ÁREA DE CLIENTES

Noticias

Reducción de los tipos del IRPF: así es la reforma que impulsa el Gobierno

Montoro 2014

(Foto: Ministerio de Hacienda).

Con vistas al próximo ejercicio, el gobierno tiene prevista la aprobación de una serie de medidas tributarias en el Impuesto sobre la Renta que buscan que la incipiente recuperación económica que ha empezado a producirse no se vea lastrada por un sistema tributario diseñado fundamentalmente para la reducción del déficit público en el menor tiempo posible.

En este sentido, se ha ideado una escala de gravamen con un menor número de tramos basada en:
  • Una reducción de los tipos marginales sobre todo para los niveles de renta más bajos de la escala.
  • Un incremento en los mínimos exentos por circunstancias personales y familiares.

Asimismo, se pretende que estas medidas no desincentiven la realización de operaciones económicas que habrán de ser el instrumento que impulse la futura recuperación económica.

En respaldo de este objetivo, se ha pensado en cambiar el peso de la tributación sobre las transacciones económicas, fundamentalmente a través de la eliminación del Impuesto sobre transmisiones Patrimoniales, por su carácter eminentemente disuasor de todas aquellas operaciones que resultan gravadas por este impuesto, a favor de otras figuras tributarias menos desincentivadoras.

Y todo ello sin perder de vista una recaudación tributaria que ha venido disminuyendo sistemáticamente desde el inicio de la crisis en el año 2008.

Así, se ha previsto, por un lado, que las reducción de los tipos marginales no alcancen los niveles de inicio de la legislatura y, por el otro, que las figuras tributarias que compensen la pérdida de recaudación por la eliminación del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales tengan mayor potencialidad recaudatoria que éste.

De esta forma, se ha generado un importante debate social en torno a la más que probable elevación del porcentaje a aplicar sobre el valor catastral (actualmente situado en el 1,1%) como imputación de rentas por la propiedad de inmuebles que no constituyan nuestra vivienda habitual o, en su sustitución, cualquier otra medida incadinada en el IRPF que recaiga sobre la propiedad de bienes inmuebles debido a su carácter difícilmente eludible y sus innegables ventajas desde un punto de vista recaudatorio y de gestión.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, consultando nuestra política de cookies. Acepto