ÁREA DE CLIENTES

Noticias

Cambios en las bajas laborales

Incapacidad1

El Real Decreto 625/2014, de 18 de Julio, regula determinados aspectos de la gestión y control de los procesos de Incapacidad Temporal en el primer año de duración, ocasionando ajustes y modificaciones que afectan a la prestación de la baja laboral en los primeros 365 días. Se aligeran los trámites y cargas burocráticas existentes al modificarse la periodicidad de los partes de confirmación de baja, favoreciendo a los trabajadores, que no tendrán que desplazarse al centro de salud cada siete días para recoger dichos partes, sino que se emitirán según la previsión del seguimiento clínico, y a las empresas, al reducir las cargas de tramitación de partes de confirmación de baja de los trabajadores.

A partir de la entrada en vigor del Real Decreto 625/2014, 1 de Septiembre de 2014, se  extenderán los partes de confirmación de acuerdo a la duración estimada del proceso de Incapacidad Temporal por el médico:

  • Hasta cinco días de baja, se podrá expedir el parte de baja y de alta en la misma visita médica.
  • Entre cinco y treinta días de baja, el primer parte de confirmación no podrá exceder de siete días naturales desde la fecha de baja inicial y los siguientes, de cada catorce días naturales entre sí.  
  • Entre treinta y uno y sesenta días de baja, el primer parte de confirmación no podrá exceder de siete días naturales desde la fecha de baja inicial y los siguientes, de cada veintiocho días naturales entre sí.  
  • En procesos de larga duración, más de 61 días, el primer parte de confirmación no podrá exceder de catorce días naturales desde la fecha de baja inicial y los siguientes, de cada treinta y cinco días naturales entre sí.  
Para ello, los médicos dispondrán de tablas de duración estándar por patologías que tienen en cuenta la enfermedad que padece el trabajador, su edad y la actividad laboral que realiza. Asimismo, será obligatorio que en los partes de confirmación conste la duración probable de la Incapacidad Temporal y la fecha del nuevo reconocimiento médico.

Por otro lado,se regula expresamente la posibilidad de suspender la prestación por incapacidad temporal cautelarmente cuando el trabajador no se presente a un reconocimiento médico. Si en el plazo de cuatro días no se justifica debidamente la ausencia, se extinguirá la situación de Incapacidad Temporal y si dicha ausencia ha sido por causa justificada, y el trabajador lo demuestra en el plazo de los diez días hábiles siguientes al reconocimiento médico, quedará sin efecto la suspensión cautelar, rehabilitando el pago de la prestación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, consultando nuestra política de cookies. Acepto