ÁREA DE CLIENTES

Noticias

Modelo 145: la importancia de cumplimentarlo (bien)

Modelo 145

Cada año, las empresas deben entregar a sus trabajadores el Modelo 145 de comunicación de datos al pagador para que éstos lo cumplimenten correctamente reflejando su situación personal y familiar a efectos de que se les practique una retención correcta de IRPF sobre los rendimientos del trabajo anuales que vayan a percibir.  La cumplimentación incorecta del Modelo 145 trae como resultado un cálculo erróneo del porcentaje de IRPF por parte de la empresa, que puede acarrear sanciones para el trabajador. Y es que, la Agencia Tributaria puede sancionar al trabajador por la comunicación de datos Falsos, Incompletos e Inexactos (Art. 205 LGT).

Por tanto, cualquier error al rellenar el Modelo 145 puede motivar una sanción siempre y cuando ello origine que la empresa retenga una cantidad inferior a las correctas.

La infracción será leve si el trabajador tiene obligación de presentar declaración que incluya los rendimientos sujetos a retención.  Sería el caso del trabajador que por superar los límites tiene obligación de presentar la declaración de renta y, por tanto, en el momento de hacer la renta realmente estaría regularizando su situación y se estarían abonando las cantidades que no se abonaron vía retención. Pero que se regularice no quiere decir que se evite la sanción que en este caso sería del35% sobre la diferencia entre las retenciones que se debieron practicar y las que realmente se practicaron.

La infracción se califica como muy grave cuando el trabajador no tenga obligación de presentar declaración que incluya los rendimientos sujetos a retención. Pensemos en el mismo caso anterior pero que en este caso por no superar el límite que obliga a ello no se presenta declaración de renta. De este modo no se ha llegado a regularizar la situación y la Hacienda Pública estaría dejando de percibir esas cantidades. En este caso la sanción sería del150%sobre la diferencia entre las retenciones que se debieron practicar y las que realmente se practicaron.

Indicar que, aparte de las sanciones anteriores, en primer lugar la AEAT regularizaría la situación exigiendo las retenciones no practicadas.

EJEMPLO DE UNA CUMPLIMENTACIÓN ERRÓNEA DEL MODELO 145
Supongamos un trabajador con un sueldo bruto de 21.500 euros anuales que rellena incorrectamente el modelo 145 y la empresa en vez de retenerle 3.200 euros que le hubieran correspondido según su situación real le retiene sólo 1.200 euros. 

Cuando se inicie la campaña de renta y realice sus cálculos ya con los datos correctos comprobará que su declaración de renta le resultaría a pagar 2.000 euros (obviamos posibles aplicaciones de deducciones fiscales en el ejemplo), pero al no superar el límite que le obliga a presentar declaración en el caso de un único pagador (22.000 euros brutos), podría que con no presentar la autoliquidación se ahorraría esa cantidad y no estaría incumpliendo.

En caso de que la AEAT lo detectara, en primer lugar le reclamará los 2.000 euros, y en segundo lugar le impondrá una sanción que en este caso sería muy grave y alcanzaría los 3.000 euros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar sus servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, consultando nuestra política de cookies. Acepto